viernes, 21 de octubre de 2016

Dulcero araña gigante y peluda, hecha de botellas de refresco

Hace un par de añitos preparé por Halloween unos dulceros que me encantaron. Fueron hechos usando dos bases de botellas de Coca-cola para formar la caja en forma de calabaza. Esta idea funciona tan bien que la aproveché para usarla en algo distinto que explico en este tutorial de un ambientador topiario de pensamientos creado a partir de estas botellas. Ahora la retomo, nuevamente como dulcero, pero esta vez, en vez de decorar las bases
como calabaza, las decoro como una araña peluda.. y sale una araña gigante! La cantidad de dulces que caben ahí dentro pueden saciar a cuatro niños por lo menos!!

En este video podréis ver detalladamente cómo la hice, con esos toques de humor habituales que me gusta meterle, ja, ja!



Es una manualidad fácil pero laboriosa. Aquí la resumo en los pasos básicos:

1. Corta una botella de Coca-Cola por la base, como a medio centímetro de distancia de la línea horizontal que tiene en la base que es como una marca del molde. Esta será la tapa de la caja


2. Corta otra botella igual, pero ahora hazlo a 2 cm de esa línea. Esta será la parte de abajo de la caja.
Debido a la forma de la botella de Coca-Cola, la base más larga encajará dentro de la base más corta, pudiéndose formar así una caja casi esférica con un cierre muy ajustado y hermético.


3. Cubre con cola blanca y trocitos de papel las dos bases, cuidando de no cubrir la parte por la que se superpone la tapa en la parte de abajo de la caja. Remata con una capa de cola blanca y deja secar.


4. Pinta las dos mitades cubiertas con papel de pintura acrílica negra. Deja secar

5. Corta unas tiras de cartón de un centímetro y medio de ancho x 10 o 15 de largo y cúbrelas con papel del horno. Sujeta este papel con cinta adhesiva pero que no llegue al otro lado de las tiras de cartón ya que la silicona caliente se engancharía fuertemente a la cinta adhesiva.. al menos lo hace con las dos marcas de cinta adhesiva que yo uso.


6. Pon un hilo de silicona caliente en cada lado de la tira de cartón forrada por el borde que no tiene cinta adhesiva y vete enrollando lana negra gorda si que las vueltas de lana se monten unas sobre otras, para que a todas les toque la silicona. Cuando enfríe, corta la lana a lo largo por el lado del cartón que no tiene silicona.


7. Ese doble fleco que te sale lo has de cortar a la mitad a lo largo, por entre los dos hilos de silicona. Toma un mitad y enróllala sobre sí misma, pegando por la base con puntitos de silicona caliente.
Dibuja un círculo de silicona caliente en papel del horno del diámetro de la base del pompón y pega el pompón encima, para fijar mejor todas las hebras de lana.


Haz un montón de estos pompones o mechones de lana.


8. Haz un agujero en la parte alta de la tapa de la araña, es muy dura y te costará, pero terminarás consiguiéndolo con un punzón, o unas tijeras o un berbiquí... si tienes un taladro fino, úsalo para acabar antes. Este agujero servirá para meterle una cuerda más adelante, cuerda con la que colgar la araña


9. Coge un pompón de lana y aplícale silicona caliente en la base, espera unos 10 segundos a que enfríe un poco y pégalo sobre la tapa de la caja de botellas. Nunca apliques la silicona caliente directamente sobre la caja hecha de botellas o el plástico se deformará con el calor inutilizando la cajita, que ya no cerrará bien si se deforma con el calor.

Vete cubriendo toda la tapa con pompones, recuerda no tapar el agujero de la parte alta!


10. Prepara las patas. Corta cuatro tiras de alambre de unos 45 cm de largo y enróllales unas tiras de goma eva negra, de 45 x 5 cm, todo a lo largo, fijado las vueltas con silicona caliente.


Ahora cubre estas rollitos con lana enrollada, pegándola también con silicona caliente, deja la parte central sin cubrir.



11. Pega los cuatro rollitos juntos por la parte central y embellece la unión con unos círculos de goma eva. Pega todo este conjunto a la base de la caja hecha con botellas.


Cubre ahora esta parte de la caja con pompones dejando todas estas uniones tapadas con lana. Recuerda nunca aplicar la silicona caliente sobre la botella para que no se deforme.Recuerda igualmente no cubrir de pompones de lana más que hasta la zona de la base que tiene papel y pintura negra, sin cubrirla unión entre la base y la tapa.

12. Trasquila un poco la lana de la araña con unas tijeras para igualar la pelambrera, trasquila un poquito más donde vas a pegarle los ojos para que te resulte más fácil hacerlo


13. Prepara unos ojos de goma eva cortando dos círculos blancos grande y dos negro más pequeños para hacer los dos ojos, pega el negro sobre el blanco y pégalos a la tapa de la caja.


14. Corta la forma de unos colmillos con goma eva negra y pégale un poco de pelusa en la parte alta. Luego pégalos con más silicona caliente a la partede abajo de la caja.



15. Mete una cuerda fina por el agujero de la parte superior de la tapa y hazle doble nudo para que no se escape, hazle un nudo corredizo por el otro extremo.


16. Dobla las patas de alambre de la araña para darle forma y gracia, llena la caja de dulces y ya tenemos este dulcero acabado¿Te ha gustado?

Por si no te ha quedado algo claro, aquí tienes una versión resumida de este DIY, sin la bruja metiche esa...



2 comentarios:

  1. Terrorifico, divertido y muy dulce!!! Quien diria que en su momento fue una botella? Yo no, desde luego. Besos, Vane.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las botellas ya no se notan más que si abres la caja para comer el relleno, aunque con la calabaza que hice hace dos años también estaba muy bien aunque quedaba más a la vista, pues la forma de las dos bases recuerda a una calabaza. Con arañas así rellenas ¿quién necesita una mariscada de centollos? Ja, ja. Besos para tí, Vane!

      Eliminar